EL PLAN DE NEGOCIO: ANÁLISIS ECONÓMICO-FINANCIERO

El análisis económico-financiero es la aplicación de un conjunto de técnicas utilizadas para diagnosticar la situación y perspectivas de la nueva empresa con el fin de poder tomar decisiones adecuadas en el momento oportuno.

El análisis económico-financiero constituye un informe gerencial que dará fe del éxito o el fracaso y da señales de aviso de las dificultades que puede tener nuestro proyecto empresarial. En este apartado comprabaremos si nuestro proyecto empresarial va a ser o no viable.

Nuestro plan financiero ha de cumplir tres requisitos:

– El objetivo de la empresa es obtener beneficios.

– Para realizar la inversión inicial necesitaremos tener capital por ese mismo valor como mínimo.

– La tesorería de la empresa siempre debe ser positiva, es decir, debemos tener en la caja dinero suficiente para afrontar las obligaciones de pago de la empresa.

En nuestro plan económico-financiero vamos a dejar constancia de la viabilidad de la empresa, certificamos que va a ser rentable y hacemos una previsión de los importes que vamos a ingresar y los que tenemos que desembolsar.

El beneficio será igual a los ingresos menos los gastos. Para ello, debemos calcular cuál será el importe de nuestras ventas y el importe de nuestas compras de un modo detallado. ¿Cuál será el volumen de ventas necesario para absorber el importe de las compras y no tener pérdidas? La cifra resultante se denomina punto de equilibrio.

Para que nuestra empresa comience a funcionar, necesitaremos realizar una serie de inversiones iniciales: Los gastos de constitución de la empresa, adquisición de locales y edificios, maquinaria y herramientas, equipos informáticos, suministros (luz, agua, teléfono…), vehículos, mobiliario, registro de marcas, publicidad de lanzamiento, mercancías y materias primas, material de oficina…

 

FINANZAS

 

Para hacer frente a todos estos gastos iniciales, que tendremos que pagar antes de haber vendido la primera unidad de nuestros productos, necesitamos financiación, que puede surgir de varias fuentes:

– Recursos propios: Los socios de la empresa realizarán una aportación de capital, ya sea de su propio bolsillo o pidiendo ayuda a familiares, amigos…

– Recursos ajenos: Si con el punto anterior no hemos recaudado suficiente, tendremos que recurrir a la financiación ajena, ya sea pidiendo un préstamo al banco, un préstamo ICO, un microcrédito, subvenciones, etc…

En muchas ocasiones, los emprendedores tienen una gran idea, pero no recursos para llevarla a cabo. En este caso, contamos con la ayuda de empresas que arriesgan su capital para ayudar a lanzar esta idea al éxito. Son las empresas de capital/riesgo y los Business Angels. La principal diferencia es que los segundos apoyan las etapas iniciales del proyecto, mientras que los primeros las ayudan a crecer cuando ya están consolidadas. Puedes encontrar más información sobre los Business Angels en la dirección: http://www.ipyme.org/es-ES/Financiacion/BusinessAngels/Paginas/businessangels.aspx.

Para que vuestra tesorería sea positiva, es decir, que tengáis dinero disponible para afrontar vuestras obligaciones de pago, el período de pago debe ser inferior al de cobro. La tesorería es uno de los grandes problemas de las empresas que comienzan con poco capital. Imaginad que vuestra empresa comienza con un capital de 3.000 euros. Realizáis vuestra primera operación de venta a un cliente por 5.000 euros y ese cliente os pagará a 90 días desde la fecha de la factura. Los costes aparejados a esa venta para vosotros son de 3.500 euros y tenéis que pagárselos a vuestro proveedor en el plazo de 30 días desde la emisión de la factura. Por tanto, aunque vuestro beneficio de la operación es de 1.500 euros, a los 30 días no tendremos dinero suficiente en caja para poder pagar al proveedor, mi tesorería será negativa.

Aunque la realización de la cuenta de pérdidas y ganancias detallada y el balance exceden del contenido de este postgrado, si tendréis que detallar los ingresos y los gastos, desglosados por conceptos y por cada uno de los meses del año durante los tres primeros ejercicios, de modo que podamos evaluar si vuestra empresa es o no rentable.

Para que una empresa sea viable a largo plazo, la rentabilidad de las inversiones debe ser mayor que el coste de su financiación.

Como siempre, para cualquier duda o servicio, deja tu comentario más abajo.

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s